De Taiwán, una gran muestra de generosidad durante la emergencia del coronavirus